Hablemos del suelo pélvico. Te contamos de su importancia para la salud de la mujer.

 

Vamos a comenzar explicando que es exactamente el suelo pélvico del que tanto hablan hoy las mujeres. Para ello, le pedimos que imagine por un momento los cimientos del edificio o de la casa donde vive. Bien, … esa estructura que está bajo tierra y que sirve de sostén al edificio, es el cimiento o suelo pélvico.

De ahí que tenga importancia la salud de esta estructura, el material con el que está construido y el conserje: que vigila y cuida que la planta baja esté firme.

La estructura está representada por huesos, y un entramado de músculostejido conectivo que cohesionan el suelo pélvico. Toda la estructura está bajo el atento control del sistema nervioso.

La función de este cimiento es sostener en la posición adecuada a todos los órganos pélvicos. Ellos son los del tracto urinario inferior: vejiga y uretra, los del tracto reproductor-sexual: útero y vagina; y del tracto digestivo: recto.

La calidad del material hace referencia al tono muscular, a la salud osteoligamentosa y al colágeno.

El conserje, es Usted. Protagonista principal de cuidar esa estructura y de vigilar la calidad del conjunto músculo-tendinoso.

 

Síntomas de un suelo pélvico debilitado y tips para comenzar …  

Durante el ciclo vital de la mujer hay momentos de especial vulnerabilidad para este conjunto de músculos y ligamentos.

Uno de estos momentos especiales, quizás el que más preocupa a la mujer después de parir; son los primeros seis meses del puerperio. Durante estos meses, la incontinencia de orina y el dolor durante el coito, son los síntomas más frecuentes. También se presentan molestias relacionadas con la debilidad de los músculos perineales, como la  sensación de amplitud vaginal. 

Otro momento clave donde se perciben estas molestias es durante la menopausia. La caída de estrógenos conlleva a que este cimiento se desvitalice y comience a resentirse.

En la actualidad observamos un grupo de mujeres de diferentes edades, que practican running o deportes de impacto. Ellas, ya comienzan a consultar porque sufren escapes de orina involuntarios.

Hay una gran oferta para rehabilitar el suelo pélvico, desde los ejercicios de Kegel a los últimos avances tecnológicos.

Es necesario el trabajo coordinado del equipo que realiza la rehabilitación, y el de la mujer que busca su recuperación.

A continuación, vamos a mencionar algunas acciones que Usted puede realizar en su casa. Son gratuitas y dependen directamente de su motivación y de sus deseos de mejorar.

¡Recuerde el conserje!

 

Tips para mejorar desde casa:

  • Cuide su alimentación. Evite el sobrepeso.
  • Tome agua en cantidad necesaria. Al menos 2 litros al día.
    Suelo pélvico, ejercicios en casa
    Todo lo que debes saber acerca del suelo pélvico
  • Consuma más fibra, para no tener que lidiar con el estreñimiento.
  • Mantenga una actividad sexual periódica.
  • Camine con regularidad, si es al aire libre mejor.
  • Evite sustancias tóxicas como el alcohol
  • Modere el consumo de cafeína, teína y bebidas de cola
  • Diga adiós al tabaco
  • Pregunte a su médico que alimentos y/o bebidas irritan la vejiga
  • Mejore sus hábitos miccionales
  • Practique técnicas de relajación. ¡Descubra el Mindfulness!
  • Aprenda a realizar los ejercicios de la musculatura del suelo pélvico.
  • Busque información veraz y actualizada acerca de este tema

 

Tras estas acciones, veamos aquellos beneficios adicionales que se pueden conseguir con el acompañamiento de los especialistas.

 

Especialistas en fisioterapia del suelo pélvico

El primer paso es reconocer que hay un problema en el suelo pelviano y luego buscar soluciones.

El abordaje de la disfunción del suelo pélvico debe ser integral y escalonado.

Es necesario hacer una valoración inicial conjunta ginecológica y fisioterapéutica para descartar patologías uroginecológicas, anorrectales y sexuales.

Luego, se realizará una labor educativa-preventiva para concienciar de la importancia de mantener sano y saludable el piso pélvico.

Es importante trabajar con un equipo multidisciplinar cualificado que interactúe y apoye la labor de cada profesional actuante. De esta manera se consiguen soluciones a corto y mediano plazo con resultados duraderos.

Los fisioterapeutas son los profesionales especializados en rehabilitar el suelo pélvico. Ellos, enseñan a realizar correctamente los ejercicios de Kegel y corrigen cualquier despiste en la ejecución de los mismos.

El equipo debe contar con un especialista en nutrición, para la confección de una dieta saludable y equilibrada. Además, debe concienciar a la paciente acerca de las desventajas del sobrepeso u obesidad para ciertas enfermedades.

Los psicólogos, trabajarán los aspectos emocionales que conlleva un padecimiento crónico como puede ser la incontinencia de orina. Ellos, se ocuparán de restituir la confianza y la baja autoestima; que suelen presentar estas personas.

Los sexólogos actuarán en aquellos casos donde se manifiesten problemas sexuales a causa de un suelo pélvico debilitado. Es imprescindible que la mujer recupere la confianza, para que pueda vivir y disfrutar de una sexualidad satisfactoria.

 

Tratamientos conservadores de la disfunción del suelo pélvico

Hay una tendencia que va en aumento por realizar terapias conservadoras. Debido a que tienen escasos efectos secundarios, son ambulatorias , y la reincorporación a las actividades cotidianas es inmediata.

Estas terapias, gozan por tanto de una relación coste-beneficio adecuada.

Es importante dar a conocer las diferentes técnicas y procedimientos, que utilizados de manera complementaria dan buenos resultados. Las personas notan la mejoría a poco que se impliquen en su rehabilitación.

Aquí, os informamos de algunas técnicas y herramientas disponibles en centros médicos que ofrecen el servicio rehabilitador del suelo pélvico:

 

Dispositivos médicos intravaginales

  • Pesarios

Utilizados para elevar los órganos prolapsados como el útero, la vejiga y/o el recto; cuando alguno de ellos ha descendido a causa de la debilidad muscular.

En general los pesarios son bien tolerados y representan una alternativa al tratamiento quirúrgico.

  • Bolas chinas o esferas vaginales

Sirven para mejorar el tono de la musculatura del piso pélvico. Sin embargo, es importante que un fisioterapeuta evalúe inicialmente como está el tono muscular; pues en el caso que exista hipertono su utilización puede ser perjudicial.

  • Conos vaginales

 Usados para mejorar la fuerza muscular del piso pélvico, a medida que se restaura la fuerza se puede incrementar el peso de los conos.

 

Biofeedback

Muy utilizado actualmente para rehabilitar el piso pélvico, especialmente cuando hay dificultad en el aprendizaje.

Con los aparatos de biofeedback, la paciente puede ver u oír cómo va ganando más fuerza en la contracción muscular. Al mismo tiempo le ayuda a estar más consciente sobre los cambios que se van produciendo en el tono muscular. Podríamos considerarlo como un refuerzo positivo para aquellas mujeres que trabajan adecuadamente.

Esta herramienta puede utilizarse en todas las personas. Las indicaciones más frecuentes son las incontinencias de orina, de gases o de heces, y el estreñimiento crónico.

 

Electroestimulación

Está especialmente indicada si los músculos del periné están debilitados. También para anular las contracciones de los músculos llamados parásitos que son los abdominales, los aductores y los glúteos.

Se colocan electrodos vaginales, anales o bien de superficie. Ellos, producen estímulos eléctricos y provocan contracciones musculares con el consiguiente fortalecimiento muscular.

La electroterapia se considera de primera elección en la incontinencia urinaria de esfuerzo, si es leve o moderada.

 

Neuromodulación

Indicada en el tratamiento de la vejiga hiperactiva, la incontinencia fecal, la urgencia defecatoria y el dolor pélvico crónico.

Consiste en dar estimulo eléctrico intermitente al nervio tibial posterior, que de forma retrógrada estimulará las raíces del plexo sacro. Se interviene así en el control visceral: vesical y rectal.

 

Ecografía funcional del suelo pélvico

Es una técnica de imagen complementaria al estudio clínico que no emite radiaciones.

Está presente en las unidades de uroginecología, su ventaja es monitorizar la respuesta de los tejidos a las técnicas utilizadas.

 

Radiofrecuencia vaginal

Es un tratamiento novedoso para tratar la amplitud o laxitud vaginal. Hay diferentes dispositivos de radiofrecuencia en el mercado. Todos ellos producen un calentamiento en las paredes de la vagina, especialmente en la entrada de la vagina. Se reduce así el diámetro del canal vaginal y se mejora la sensibilidad durante el coito.

 

Láser ginecológico.

Esta tecnología de última generación ofrece soluciones integrales para el bienestar de la zona intima femenina.

Durante la maternidad y la menopausia, los cambios hormonales afectan la calidad del tejido vulvovaginal y las relaciones sexuales coitales.

El láser ginecológico de CO2, es la tecnología más innovadora para el tratamiento conservador de la incontinencia urinaria. Ofrece una gran variedad de tratamientos relacionados con el bienestar intimo de la mujer.

El depósito de la energía térmica en la vagina causa el tensado y la contracción del tejido del suelo pélvico. Se consigue por tanto una retracción del canal vaginal de forma mínimamente invasiva, sin incisiones y sin sangrado.

 

La aplicación complementaria de las técnicas mencionadas tiene como objetivos: mejorar la continencia urinaria y fortalecer el suelo pélvico. Además de favorecer la vascularización local y conseguir una sexualidad satisfactoria.